Sueños de un paseo de verano

Encorvada por el peso de la mochila no vi una piedra y resbalé. «¿Estás bien?» «No te preocupes» respondí y continuamos el camino cuesta arriba. Al llegar, el pie derecho me palpitaba tanto que me descalcé. Con horror vi una uña rota pegada al calcetín. Un sudor frío acompañado de temblores me incorporó de sopetón. ¿O fue la alarma del móvil? Tenía que vestirme, era la hora de ir al tan deseado paseo.   

Seguir leyendo “Sueños de un paseo de verano”
Anuncios

Extrañas compañías

En la parada de autobús la silenciosa noche se sentó a su lado, acompañándole. La calle solitaria le mostró que el último había partido hace poco, llegó el miedo sentándose al otro lado mientras esperan el próximo. El cielo no quiso mostrar sus estrellas, entonces la oscuridad también se sentó con ellos. Los cuatro empezaron una conversación que le reveló el interior de lugares desconocidos, lo habían conducido hasta el asfalto.   

Reto 5 líneas Junio Estrellas, interior, conducido.

Cuando ya no somos nosotros. 1.999

El frío en los huesos hizo desear estar a salvo. La tragedia de Vargas le dio a las aguas zarpas, puños y volamos por los aires atados en su fuerte líquido. Una sombra amiga, con un profundo rugido, me llevó con ella. Antonio Machado iluminó ese instante: «La muerte es algo que no debemos temer porque…» solo esas palabras pude recordar hasta llegar al silencio infinito que hoy rompo, desde mi sueño eterno. 

Seguir leyendo “Cuando ya no somos nosotros. 1.999”

Nuevos vecinos

Compró la casa más fea de la calle, con un terreno lleno de piedras.

— ¿Y qué va hacer con ese terreno? —Se reían sus nuevos vecinos.

Ajeno a los comentarios ocupaba sus mañanas y todas sus tardes limpiando, amontonando piedras… Un día su sueño se cumplió. Sus nuevos vecinos al ver lo hermoso que había quedado el jardín murmuraban: «¡Se habrá gastado millones!» él, cada vez que los escuchaba simplemente se sonreía.

Participa en:

Reto 5 líneas abril: Sueño, millones y cada.

Déjà vu

Se abrió paso para poder escuchar a los nuevos rostros, pronto se dio cuenta que repetían las palabras de los más antiguos. Tuvo la sensación de un déjà vu. «Si antes no lo soporté ahora no lo tengo que aguantar» se dijo mientras señalaba mentalmente a los nuevos para poder identificarlos más adelante y recordar que eran tan malos como los anteriores.

Volvió abrirse paso pero esta vez para caminar muy lejos alejándose de ellos.  

Participa en:

Reto: 5 líneas Marzo: Sensación, aguantar, malos

Invierno. Reto: 5 líneas Febrero 2019

Invierno

El tráfico era aterrador. Todos los carriles estaban atascados por el exceso de nieve. De los coches algunas canciones se escapaban por momentos y se escuchaban lejanas. Contemplando las calles me topé con un grupo que jugaba, se veían llenos de felicidad. Entonces pensé que lo hacían porque no tenían que ir a trabajar en este día tan frío.   

Seguir leyendo “Invierno. Reto: 5 líneas Febrero 2019”

Mi marido llamó

Añado más agua al caldo, aunque quede soso. El tono amable de su voz dice que vendrá con algún amigo. La familia solo se puede permitir invitar a comer a una persona, servir más de tres platos sería demasiado, confío que esté consciente de ello. Al abrir la puerta un aire frío caló en mi cuerpo cuando, como una avalancha se instalaron en el salón y él, sin apenas mirarme, por encima de las voces de todo el equipo de fútbol de su trabajo, me exigió se sirviera la comida.

Seguir leyendo “Mi marido llamó”