Hada de azúcar morena

La Muerte acudió al llamado
—Llévame ¡o hazme blanca! No me dejarán concursar con ningún pas de deux
—No puedo cambiar tu piel, pero puedo darte tu deseo
—¿A cambio de qué?
—Por diversión

Seguir leyendo “Hada de azúcar morena”

Arcade. Microrrelato.

Reto de escritura ✒

La puerta entreabierta lo llevó a una habitación con cosas sin mucho interés, salvo por un viejo mueble. «Arcade» dijo justo cuando un rayo de luz encendió la máquina.

Seguir leyendo “Arcade. Microrrelato.”

La jaula. Microrrelato

Reto de escritura ✒

Quería dejar esa vida asfixiante, llena de grises. Ella transitaba diferentes caminos pero, aunque recorría un gran trecho, volvía al punto de partida. En una de sus interminables búsquedas encontró una escalera muy alta, de difícil acceso y trepó con dificultad.  

Al llegar a la cima vio el cielo azul que rodeaba un paisaje con colores desconocidos. Contempló complaciente el panorama y al querer avanzar por esos senderos se percató que estaba atrapada en una jaula. Desconcertada abrazó sus barrotes sin comprender que ella misma en su día a día la construyó y la hizo el pilar de su existencia.  

Participa en: 

Escribir jugando (octubre) en El blog de Lídia

¿Ya tienes tu regalo? 👇 pincha en la imagen

Izanami «la mujer que invita»

Izanami murmuró «gracias»… por lo que fueron castigados, desconocía la ley: «el hombre habla primero» Al repetir el matrimonio él habló, ella en silencio cubrió su rostro con el abanico.

Ella enmudeció ante él, respetuosa y vivieron felices.

Seguir leyendo “Izanami «la mujer que invita»”

Brujo autodidacta

Rompió el candado del armario porque necesitaba una lechuguilla y solo halló el viejo traje de su tía, le arrancó el cuello. Empleó mucho tiempo y dinero buscando otros elementos: traje, sombrero… El anticuario aseguró que el grimorio correspondía al siglo XV, de ahí su precio… Decidió pedir otro préstamo.

Seguir leyendo “Brujo autodidacta”

La rana y los espíritus malignos.

Tres hermanas hicieron una hoguera en el solsticio de verano y colocaron sobre ella el regalo mágico otorgado por las deidades de la naturaleza: un caldero lleno de agua.

—Luz…vida… ¡Sean abundantes! —dijo la mayor con voz profunda.

—Hadas… espíritus de la naturaleza… —invocaron todas al unísono.

Seguir leyendo “La rana y los espíritus malignos.”

Hogar-cofre-ataúd

Sentado en su sillón el silencio lo poseyó sucumbiendo en un profundo sueño. No supo cuánto tiempo había pasado desde que sus ojos, vivaces, juguetones, se cerraron. Envuelto en su manta de estrellas, la barba, el cabello, las uñas les crecieron. Sin que nadie lo extrañara había permanecido inmóvil. Diez años después un atrevido desconocido destrozó el cerrojo de ese hogar-cofre. Horrorizado al verlo con sus manos aferradas al viejo reloj, susurró —¡Es increíble! ni siquiera un mal olor ha desprendido —Al escuchar estas palabras él dejó su cuerpo y se vio a sí mismo dándole cuerda a su tesoro.

Seguir leyendo “Hogar-cofre-ataúd”