Juego de historias

Casi todo listo para Juego de Historias. Un proyecto que me tomó más de lo que pensé, en mi cabeza era simple, pero no tomé en cuenta los pensamientos de Saturnino Segundo Molina que me complicaron la vida al exigir su propio espacio y entre una cosa y otra del mundo real, se me ha ido enredando el hacerlo.

Se trata de historias «normales» (novelas muy cortas) en donde el lector va decidiendo qué hacer para ir por un camino u otro. Sencillo, verdad? No lo he querido hacer tipo Tú decides la aventura, que me encantan, sino más bien en toma de decisiones de adultos un tanto supersticiosos.

Seguir leyendo “Juego de historias”
Anuncios

Brujo autodidacta

Rompió el candado del armario porque necesitaba una lechuguilla y solo halló el viejo traje de su tía, le arrancó el cuello. Empleó mucho tiempo y dinero buscando otros elementos: traje, sombrero… El anticuario aseguró que el grimorio correspondía al siglo XV, de ahí su precio… Decidió pedir otro préstamo.

Seguir leyendo “Brujo autodidacta”

Extrañas compañías

En la parada de autobús la silenciosa noche se sentó a su lado, acompañándole. La calle solitaria le mostró que el último había partido hace poco, llegó el miedo sentándose al otro lado mientras esperan el próximo. El cielo no quiso mostrar sus estrellas, entonces la oscuridad también se sentó con ellos. Los cuatro empezaron una conversación que le reveló el interior de lugares desconocidos, lo habían conducido hasta el asfalto.   

Reto 5 líneas Junio Estrellas, interior, conducido.

La rana y los espíritus malignos.

Tres hermanas hicieron una hoguera en el solsticio de verano y colocaron sobre ella el regalo mágico otorgado por las deidades de la naturaleza: un caldero lleno de agua.

—Luz…vida… ¡Sean abundantes! —dijo la mayor con voz profunda.

—Hadas… espíritus de la naturaleza… —invocaron todas al unísono.

Seguir leyendo “La rana y los espíritus malignos.”

Hogar-cofre-ataúd

Sentado en su sillón el silencio lo poseyó sucumbiendo en un profundo sueño. No supo cuánto tiempo había pasado desde que sus ojos, vivaces, juguetones, se cerraron. Envuelto en su manta de estrellas, la barba, el cabello, las uñas les crecieron. Sin que nadie lo extrañara había permanecido inmóvil. Diez años después un atrevido desconocido destrozó el cerrojo de ese hogar-cofre. Horrorizado al verlo con sus manos aferradas al viejo reloj, susurró —¡Es increíble! ni siquiera un mal olor ha desprendido —Al escuchar estas palabras él dejó su cuerpo y se vio a sí mismo dándole cuerda a su tesoro.

Seguir leyendo “Hogar-cofre-ataúd”

Cuando ya no somos nosotros. 1.999

El frío en los huesos hizo desear estar a salvo. La tragedia de Vargas le dio a las aguas zarpas, puños y volamos por los aires atados en su fuerte líquido. Una sombra amiga, con un profundo rugido, me llevó con ella. Antonio Machado iluminó ese instante: «La muerte es algo que no debemos temer porque…» solo esas palabras pude recordar hasta llegar al silencio infinito que hoy rompo, desde mi sueño eterno. 

Seguir leyendo “Cuando ya no somos nosotros. 1.999”

Preparativos

El sol dormía, salió protegida con su chaqueta de capucha azul. Las sombras proyectadas en el pavimento llamaron su atención, al levantar la mirada comprobó que eran de la ropa colgada en el tendedero. Leyó los números 13… 15… pronto llegaría a su destino. Andaba sigilosa recordando lo leído en el Sagrado Libro Gatuno. Quería ser la primera en llegar para comprar los diecisiete ingredientes que faltaban y completar los cuarenta para esa receta especial. Estaba nerviosa por no saber si a Lídia le gustaría esa tarta con el ¡FELIZ CUMPLEAÑOS! que pensaba escribir con sus garras.

Participa en: 

Escribir jugando (Abril) en El blog de Lídia