Juego de historias

Casi todo listo para Juego de Historias. Un proyecto que me tomó más de lo que pensé, en mi cabeza era simple, pero no tomé en cuenta los pensamientos de Saturnino Segundo Molina que me complicaron la vida al exigir su propio espacio y entre una cosa y otra del mundo real, se me ha ido enredando el hacerlo.

Se trata de historias «normales» (novelas muy cortas) en donde el lector va decidiendo qué hacer para ir por un camino u otro. Sencillo, verdad? No lo he querido hacer tipo Tú decides la aventura, que me encantan, sino más bien en toma de decisiones de adultos un tanto supersticiosos.

Seguir leyendo “Juego de historias”
Anuncios

Etiqueta «…de género» como estigma de vulnerabilidad

Hablar de la igualdad de género desata pasiones. Diferentes grupos izan banderas en torno a este tema tratándolo como un asunto político, olvidando que existen diferencias en estos conceptos. La Igualdad de género «implica que hombres y mujeres deben recibir los mismos beneficios, las mismas sentencias y ser tratados con el mismo respeto.» El principio de igualdad y de no discriminación por razón de sexo es una obligación de derecho internacional general que vincula a todas las naciones y dado su carácter primordial se establece siempre como un principio que debe inspirar el resto de los derechos fundamentales.

El derecho internacional prohíbe la discriminación basada en el sexo. La adopción de la Carta de las Naciones Unidas, firmada en San Francisco el 26 de junio de 1945 ha posicionado el principio de igualdad de oportunidades y no discriminación en la órbita de los derechos fundamentales. En el preámbulo de la Carta de San Francisco se proclama que: «Se reafirma la fe en los derechos fundamentales del ser humano, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de derechos entre los hombres y las mujeres y de las naciones grandes y pequeñas» Este hecho histórico (firma de la Carta de las Naciones Unidas en 1945) parece «olvidada» en algunos momentos, pero las palabras de Patricia Ortega, recientemente nombrada primera general de la historia de las Fuerzas Armadas Españolas, nos recordaron que: “No es un tema de mentalidades políticas, es un derecho humano que extrapola el género” Sin embargo se continúan escuchando comentarios arcaicos.

Parece tonto que en pleno auge en cuanto a tecnología y avances de todo tipo aún se vea a la mujer como un ser que debe ser «protegido», adornando sus acciones con términos que definitivamente la ponen en una posición al margen de la realidad social que todos compartimos. Al poner la coletilla «…de género» en cualquier hecho violento donde estén involucradas mujeres se está señalando una diferencia de la que hipotéticamente se está luchando por eliminar. Es como si con esta etiqueta se quisiera dar una connotación diferente al asesinato, al abuso, al rescate de excursionistas o a cualquier otro hecho violento de la sociedad.

Seguir leyendo “Etiqueta «…de género» como estigma de vulnerabilidad”

Lo inútil de la vanidad frente a la certeza de la muerte

Tazas de café la muerte jarrón y seis margaritas

Hay quienes se regodean de tal forma que podrían encajar en la definición habitual de vanidad, por ese virtuosismo que está más allá de la propuesta misma y que al final queda a un lado para dejarnos observar una impecable técnica/ejecución sin nada que enriquezca la idea inicial o sugiera otros caminos. Algunos se regodean hablando en círculos para decir cosas simples, hacen  aportes muy técnicos a su género que solo pueden apreciar los entendidos e incluso los que en el pasado han realizado buenas obras logrando algún éxito/reconocimiento para  luego pavonearse por los diferentes escenarios sin más propuestas que los de ese pasado, como si su ego no les permitiera ver más allá de sus antiguos logros. Es interesante porque ni el marketing puede hacer que el espectador deje de observar esa vanidad del «Yo sí puedo: juzgar… decidir… cantar… bailar…cocinar… porque en algún momento estuve en los primeros puestos del rating».

Seguir leyendo “Lo inútil de la vanidad frente a la certeza de la muerte”

Sueños de un paseo de verano

Encorvada por el peso de la mochila no vi una piedra y resbalé. «¿Estás bien?» «No te preocupes» respondí y continuamos el camino cuesta arriba. Al llegar, el pie derecho me palpitaba tanto que me descalcé. Con horror vi una uña rota pegada al calcetín. Un sudor frío acompañado de temblores me incorporó de sopetón. ¿O fue la alarma del móvil? Tenía que vestirme, era la hora de ir al tan deseado paseo.   

Seguir leyendo “Sueños de un paseo de verano”

¿Psicópata, sociópata o simplemente inconforme?

Es cierto que en toda creación hay una actitud de rechazo a lo establecido, de no ser así la pintura sería manchas de colores y formas acordes a una decoración aceptada por la mayoría; la literatura se tendría que conformar con hilar bien las palabras para decir lo que todos quieren escuchar y así en cada una de las artes, pero ¿La obra justifica la conducta del artista?

Torturar a un ser vivo y hacerlo en público es un acto impensable. Si una persona se instala en una plaza y comienza a jugar con un perro, gato o cualquier otro animal clavándole cuchillos en su espalda ¿alguien llamará a la policía, horrorizado? (quiero pensar que sí) pero, si lo hace en una plaza de toros ¿es una emocionante danza tradicional, un «espectáculo artístico»? Estas son demasiadas interrogantes… mejor volvamos al tema del arte y tomemos como ejemplo a un artista que, para exponer sus ideas en un salón, galería, museo o calle utiliza animales vivos que se van a extinguir durante la exhibición ¿Esto es una genialidad?

Seguir leyendo “¿Psicópata, sociópata o simplemente inconforme?”

¡Vamos a «montar un pollo» que estamos en un reality show!

Preguntándome qué hace atractivo a los reality show o los llamados Telerrealidad me propuse mirar algunos e investigar un poco sobre su origen. Comienzan por los años noventa con Survivor y Big Brother, convirtiéndose en una moda. Surgen con la idea de juntar a personas desconocidas por un período de tiempo y ambiente previamente establecido. No actúan ni representan a ningún personaje, ni deben seguir un guión o libreto. A través de varias pruebas se van eliminando hasta que solo quede el merecedor del suculento premio. El espectador puede ver todo el desarrollo y, en la mayoría de los casos, participar apoyando a su preferido para evitar que sean expulsados a través de los diferentes soportes disponibles como el teléfono e Internet.

Seguir leyendo “¡Vamos a «montar un pollo» que estamos en un reality show!”

De las cosas que se entera uno…

Viendo un programa donde se le hacía un homenaje a Judy Garland me enteré que su muerte (1969) está relacionada con el día del orgullo gay y con el origen de la bandera arcoíris. La bandera es fácil relacionarla con el Mago de Oz protagonizado por ella, pero no sabía por qué se vinculaba con este movimiento la figura de la actriz y mucho menos su muerte.

Es interesante cómo el trabajo de una persona puede calar en un colectivo, generar posturas y hasta movimientos en defensa de algo que, en principio y aparentemente, no se ha planteado. Pero, de alguna manera está allí en su mensaje, porque una vez identificado resulta evidente, como si esa hubiese sido su clara intención.

Seguir leyendo “De las cosas que se entera uno…”