A propósito de: La historia de Andy Whitfield (Be Here Now)

Be Here Now (2015) Documental biográfico (de 1h 40m) dirigido por Lilibet Foster. Muestra de cerca la valiente lucha contra el cáncer del actor Andy Whitfield, diagnosticado con la enfermedad mientras protagonizaba «Spartacus: Sangre y arena».

Tabla completa

«Lo que me encanta de estos dos es su historia de amor» expresó Lilibet a Daily Mail Australia. «Él le enseñó a ser más cariñosa y ella le enseñó a ser más fuerte»

Ver «La historia de Andy Whitfield» fue una decisión difícil, sabía que era un documental con un final triste que me haría recordar lo útil que es cualquier vida humana y el proceso de aceptar nuestra propia mortalidad… Me dio curiosidad el enfoque: grabar «con cierta objetividad» un testimonio tan personal y delicado.

Andy Whitfield: El campeón de Capua, el portador de la lluvia.

A nadie le gusta una película en donde el protagonista muere en la vida real pero hice de tripas corazón y logré verla, no me arrepiento. Me dejó varios mensajes: de integridad, de la lucha humana por comprender esos designios que nos presenta la vida de forma inesperada, cómo reaccionamos cuando comprendemos que el rostro de la muerte nos está rondando y también sentí una gran tristeza por alguien que no conozco en «la vida real» sino por lo que vi, tristeza por lo que se apaga, por la mera idea del fin que a todos nos llega, lo azaroso de la enfermedad y lo latente que está en la propia vida. Por pensar en los que se quedan, y en el que se fue.

«Estar aquí ahora significa estar presente y no tener miedo a lo desconocido»

Es una película para verla a solas o con una compañía muy cercana ya que toca fibras íntimas que te obligan a reflexionar. En varias ocasiones la detuve para «tomar agua porque hacía mucho calor» aunque en realidad era que no podía continuar viéndola ya que ante las emociones que transmitían Andy y su esposa Vashti Whitfield sentí tanta impotencia que necesité un momento para reflexionar. Es interesante cómo la narración de Andy te lleva de la mano en la preparación hacia la aceptación del final que ya se conoce, vas junto a él y su familia.

En un momento determinado Andy habla con su esposa y le dice algo así como: «Sé que el miedo y la rabia, que probablemente sean lo mismo, van hacia afuera. Es agotador. Cuando te consagras a eso, no sirve de nada», no había pensado que el miedo y la rabia eran lo mismo pero sus palabras me hicieron considerar que sí hay una similitud en cuanto ambas te llevan a un estado de negatividad que puede arrastrarte a situaciones peligrosas.

Así como estas reflexiones, los meses que transcurren en el documental están llenos de búsquedas a respuestas sobre la vida y al «¿por qué me ocurre esto a mí?» Difícil no identificarse con este relato tan conmovedor.

No quiero dejar pasar la oportunidad de recordar la interpretación de Andy Whitfield como Spartacus, él transmitió su carácter a esta figura histórica. Esta serie la he visto unas cuatro o cinco veces por lo directo de su mensaje, el desarrollo de los personajes y el amado Spartacus (confieso que me costó aceptar a Liam McIntyre como su sustituto, pero su buen trabajo se ganó mi aprecio aunque seguí extrañando a Andy…) En esta oportunidad Andy Whitfield no actúa sino que se muestra.

No es un documental como tal, sino más bien un video largo muy íntimo y familiar. Bien hecho y bien montado sin buscar el drama ni apelar a los sentimientos del espectador, en este caso la situación habla por sí misma. Otra cosa a destacar es que tampoco es una exaltación al buen ánimo por el buen ánimo ni un canto absurdo a la positividad, esa llamada «actitud positiva». Vemos a un hombre, una mujer y una familia llorar, temer y aceptar una fuerza tan poderosa, segura y al mismo tiempo azarosa como la muerte sin más protagonista que una enfermedad silenciosa y corrosiva.

Tampoco es un tema que nos entretenga, ni nos haga pasar el rato. Es para verlo con ganas de observar lo fuerte que es el instinto de sobrevivencia y el proceso de aceptar la condición de ser finitos, del amor a la vida, las relaciones con seres con los que conectas y al trabajo.

6 comentarios en “A propósito de: La historia de Andy Whitfield (Be Here Now)”

  1. No conocía su existencia, pero la verdad, si tiene que ser muy valiente para aceptar en primera persona y para la familia lo que le pasó a Andy Whitfield. Personalmente lo pasé, y es muy duro, ver que no se puede hacer nada y que la vida de alguien querido se apaga… ¡qué duro! La verdad, no se si sería capaz de ver este documental… se me han puesto todos los pelos de punta..
    Besos,
    HemosVisto!

    Le gusta a 1 persona

    1. Tienes razón, es una situación muy dura, a mí también me ha tocado vivirla de cerca. Me costó mucho verla, era una tarea pendiente desde hacía mucho tiempo y ayer me armé de valor… Valió la pena porque es un documental triste pero muy hermoso. Un abrazo. 🐾

      Me gusta

    1. Es realmente una historia muy conmovedora. Te confieso que me costó mucho verla, pero valió la pena. Me pareció que no verla era como si no le diera valor al esfuerzo que hicieron Andy y su familia al realizar ese documental. Lloraba un poquito y seguía viéndola… Y así hasta el final… Muy triste…

      Le gusta a 1 persona

  2. Me quedo con lo que escribes Rosa, de momento no quiero llorar y por lo que dices removera muchas cosa. El trabajo de exponerse así de los Whitfield seguro que no ha sido en vano pero yo aún no estoy lista.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .