Brujo autodidacta

Rompió el candado del armario porque necesitaba una lechuguilla y solo halló el viejo traje de su tía, le arrancó el cuello. Empleó mucho tiempo y dinero buscando otros elementos: traje, sombrero… El anticuario aseguró que el grimorio correspondía al siglo XV, de ahí su precio… Decidió pedir otro préstamo.

Malamente sujetó el candelabro. Abrió el libro y descubrió el engaño: no procedía del original Manual de Múnich. Era otro oscuro, lleno de galimatías imposible de leer.

No se enteró cuando los demonios salieron del báculo y decidieron borrar su rostro.

Participa en: 

Escribir jugando (Julio) en El blog de Lídia

6 comentarios en “Brujo autodidacta”

  1. Veo que hay una documentación previa que no todo el mundo será capaz de apreciar. Muy buena historia. El pobre chico buscaba ser brujo, pero los demonios lo embrujaron. Me encanta ese final. Muy buen trabajo.
    Muchas gracias por participar en el reto de nuevo. Un abrazo y feliz noche 🙂

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .