Sueños de un paseo de verano

Encorvada por el peso de la mochila no vi una piedra y resbalé. «¿Estás bien?» «No te preocupes» respondí y continuamos el camino cuesta arriba. Al llegar, el pie derecho me palpitaba tanto que me descalcé. Con horror vi una uña rota pegada al calcetín. Un sudor frío acompañado de temblores me incorporó de sopetón. ¿O fue la alarma del móvil? Tenía que vestirme, era la hora de ir al tan deseado paseo.   

Participa en:

 Reto 5 líneas  Julio: Pie, rota, preocupes.

4 comentarios en “Sueños de un paseo de verano”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .